¿Has enfrentado alguna situación en la que comienzas a odiar a tu propio padre?

Traté de explicarle mi nivel de empatía a mi madre y ella se rió de mí y me dijo que solo pensaba en mí. Fue entonces cuando supe que en 21 años, ella nunca, por un segundo, se había tomado el tiempo de aprender algo sobre mí.