¿Qué piensas sobre dar la mano?

Es una costumbre tan bien establecida en la cultura occidental, que si alguien no se da la mano, normalmente se toma como un insulto o una afrenta. Es posible que tenga alguna razón personal para no darse la mano, pero si se niega a darle la mano, entonces, en la mente de todos los que lo conocen, será “ese tipo”: el bicho raro, el marginado, el loco etc.

Como autista, odio tocar a los extraños por completo. Pero reconozco que tengo que fingir para parecer normal, así que lo hago de todos modos, pero siempre siento que debo lavarme las manos inmediatamente después.